Plan para el desarrollo de la Ribera

Domingo, 12 de Noviembre de 2017 08:32 Anselmo del barrio
Imprimir PDF
eder3

Consorcio EDER presentó en la UPNA de Tudela la Estrategia de Especialización Inteligente de la Ribera que desarrollará 50 proyectos hasta 2030 con una inversión de 1.057 millones de euros

La Estrategia de Especialización Inteligente de la Ribera desarrollará 50 proyectos estratégicos, con una inversión estimada de 1.057 millones de euros hasta 2030. Abel Casado, gerente de EDER; Eneko Larrarte, alcalde de Tudela y presidente de EDER; y Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, presentaron el 10 de noviembre en el Campus de la Universidad Pública de Navarra, el Plan de Activación Comarcal elaborado por Consorcio EDER. que sienta las bases para el desarrollo sostenible de la comarca.


Abel Casado indicó que en este plan se han seleccionado cuatro sectores temáticos considerados de especial relevancia para el desarrollo económico de la Ribera: Agroalimentario; Energías renovables y construcción; Turismo; e Industrias creativas y Culturales.
Destacó el sector agroalimentario, “el más claramente especializado y que en la Ribera concentra el 40% de las empresas navarras”. En 2016 estaba integrado por 687 empresas (523 agrarias y ganaderas, y 164 industriales), sumando 10.303 empleos (el 29% se correspondían con el sector primario y el 71% con el industrial).
Reveló que durante la crisis se ha manifestado como uno de los sectores que mejor han resistido su embate en la comarca, presentando desde el año 2008 un aumento del 8% del empleo.
“El sector agroalimentario justifica su relevancia estratégica para el desarrollo de la Ribera Navarra y de la Comunidad foral, por su elevada especialización e importante aportación al PIB, con 1.700 millones de euros en 2015, que suponen el 27% del PIB de la Comarca”, aseguró
eder

Entre los retos estratégicos necesarios para su desarrollo enumeró los siguientes: “Ejecución de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra, así como el diseño y ejecución de la segunda fase; Plan de ahorro y eficiencia energética de los regadíos con elevación de aguas; Ampliación de la formación reglada en FP y Educación Superior en materia agroalimentaria; Proyecto de economía circular para el aprovechamiento de los residuos orgánicos de la industria agroalimentaria y los residuos orgánicos urbanos; Plan de Marketing para el fomento de la comercialización; Plataforma “Market Place” para comercialización directa online de productos hortofrutícolas; Plan de desarrollo de la agricultura ecológica; y Plan de ordenación y mejora de los pastos comunales.
En relación al sector de las energías renovables y la construcción, insistió en la importancia de su relanzamiento. Recordó que la Ribera, por sus características físicas, dispone de grandes recursos renovables susceptibles de ser aprovechados energéticamente. La crisis económica y la inseguridad jurídica creada a los inversores por los cambios legislativos han paralizado en los últimos años la actividad y el desarrollo del sector, pero sigue “manteniendo un importante potencial de recursos” que hay que desarrollar.
En cuanto a la construcción “se trata de reinventar un sector que en su día fue fuerte, especializado, con trayectoria histórica”. En la Ribera cuenta con 308 empresas, que dan trabajo a 2.612 personas. Representa el 20% de las empresas y el empleo del sector en el conjunto de Navarra. Su aportación al PIB ribero no supera el 6,5%, lo que le sitúa en el quinto puesto de aportación al PIB de la comarca. Se trata del sector más castigado durante la crisis en la Ribera: desde 2008 han desaparecido más de la mitad de las empresas y del empleo; y el 41% del valor en el PIB comarcal.
La apuesta europea y navarra en la prevención y lucha contra el cambio climático a través de, entre otros, el impulso del ahorro y la eficiencia energética en la edificación, ofrece una gran oportunidad a este sector en la comarca, máxime considerando las necesidades de rehabilitación energética y adecuación del parque inmobiliario residencial y dotacional construido entre los años 60 y 80 el pasado siglo.
eder1

Entre los retos a poner en práctica se encuentran: Inventario y plan de aprovechamiento de los recursos energéticos; Plan de renovación energética del Parque Comarcal de vivienda residencial construido entre 1950 y 1980; Centro tecnológico y de formación continua del sector de la construcción; Plan de mejora de la eficiencia energética de las instalaciones y dotaciones públicas; y Proyecto cooperativo comarcal de consumo de energía verde.
Sobre el sector turístico, Abel Casado afirmó que la Ribera dispone de importantes y reconocidos espacios naturales, pero su actual oferta turística es muy limitada. El sector se encuentra infravalorado teniendo en cuenta su potencial. La comarca cuenta con 131 establecimientos y 3.122 plazas de alojamiento, que proporcionan 419 empleos; o sea, tan sólo el 10% de los establecimientos y plazas existentes en Navarra y el 19% del subsector, y 305 empresas del subsector comidas y bebidas con 1.985 empleos; es decir, tan sólo el 14% del empleo en Navarra. El resto de la oferta (empresas de guías, actividades de ocio y tiempo libre, agencias de viajes y tour operadores) no deja de resultar testimonial. La aportación al PIB ribero en 2015 no superó el 3%, ocupando el 11º puesto en el ránking de aportación al PIB de la Comarca, mientras que la aportación del PIB del sector en Navarra no llegó al 14%.
Abel Casado aseguró que este sector está en un momento actual de crecimiento expansivo, fuente de riqueza y empleo, “por lo que es considerado prioritario y estratégico para Navarra y la Ribera, dado los recursos y oportunidades de desarrollo existentes en la zona”.
eder4

Entre los retos están: Plan de turismo comarcal ribera de navarra; Plan de turismo del Parque Natural de Bardenas Reales; Servicio de gestión territorial turístico; Proyecto de creación del producto turístico “Touring Gastronómico”; Proyecto de creación del producto turístico “Bird Watching”; y Escuela de hostelería-gastronómica.
Respecto al sector de industrias creativas y culturales, aseguró que está en proceso “emergente y de crecimiento”. Responde a las cambiantes y nuevas necesidades, por lo que aglutina a un abanico heterogéneo y diverso de agentes y es considerado estratégico tanto a nivel europeo como navarro.
“La Ribera presenta recursos para su desarrollo y consolidación: localización geoestratégica privilegiada, recursos naturales, clima atractivo y accesibilidad para el desarrollo de la industria audiovisual; tejido económico y social demandante servicios digitales; disponibilidad de infraestructuras y suelo para soporte de actividades...)”.
Entre los retos que se plantean hasta 2030 se encuentran: Proyecto cultural para la realización de certámenes especializados en nuevos creadores; Centro comarcal para la creación artística y cultural; Espacios de cooperación para el desarrollo de iniciativas de industrial creativas, culturales y digitales; y Plató de interior o estudio de producción cinematográfica.
Casado insistió en la necesidad de “desarrollar la competitividad” para lo cual se presentan importantes retos. En infraestructuras se encuentran el diseño y ejecución del nuevo corredor ferroviario y estación comarcal de viajeros de Tudela; Diseño y ejecución del plan de abastecimiento de agua de calidad para uso urbano e industrial en la comarca; Ejecución del tramo Soria-Tudela de la autovía Madrid-Medinaceli-Tudela; y Estudio de medidas compensatarias para la gratuidad de la AP-15:
En cuanto a educación, el plan plantea la ampliación dotacional del Centro de la Uned y EOI de Tudela; y la ampliación de la oferta de formación universitaria en la UPNA Campus de Tudela, así como en la Formación Profesional. Igualmente solicita la necesidad de que Tudela obtenga la Carta de Capitalidad.
eder5

El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, aseguró que la Ribera de Navarra en 2030 debe ser un “territorio respetuoso con la tierra y su gente, unido y equilibrado, así como comprometido con el bienestar colectivo, que no deje de lado a nadie. Que estimule la inteligencia compartida y apueste por la innovación y la generación de oportunidades. Ya hemos superado momentos en el que el desarrollo se basaba en la competitividad. Estamos en un mundo globalizado en el que el desarrollo parte de una inteligencia compartida”.
Afirmó que entre los retos para su desarrollo está “la unión, la cohesión y el equilibrio territorial, no sólo en la zona, sino también en Navarra. Son cosas con las que soñamos y para las que nos vamos a poner a trabajar”.
Recalcó que la base del impulso que necesita la Ribera radica, también, en la “innovación para generar nuevas oportunidades, algunas de las cuales ni siquiera están en este plan porque obviamente no sabemos cómo será la Comarca en el año 2025. Por eso, este plan es flexible y se adaptará en cada momento a las necesidades”.
Indicó que “la Ribera no es una isla. Estamos en Navarra, en España y en Europa, y debemos ser permeables a los cambios socioeconómicos que se produzcan y a las oportunidades que surjan en los ámbitos de otros territorios de los que aprenderemos siendo flexibles a los cambios”. Insistió en que “debemos ser muy atrevidos y atrevidas ante los retos, e ir a por ellos con ganas”.
Uxue Barcos calificó la estrategia de “muy interesante” y reconoció “el esfuerzo que se ha realizado en la elaboración de este plan”. Manifestó su compromiso, como presidenta del Gobierno foral, de “impulsar el desarrollo de la Ribera de Navarra”, para crear “un territorio sostenible, integrador, unido, cohesionado socialmente, generador de oportunidades, bienestar y calidad de vida. Todo esto que persigue este plan es lo que ambicionamos para el resto de Navarra”.
Coincidió con Eneko Larrarte y Abel Casado en que el plan presentado por EDER “llega en un momento muy importante. La Estrategia de Especialización Inteligente de la Ribera debe ser capaz de impulsar y apoyar medidas de estímulo, aumentar la actividad que tenía antes de la crisis, para generar nuevos negocios que garanticen la estabilidad económica y social de este territorio. La Ribera cuenta con unas fortalezas esenciales que van a permitir impulsar su desarrollo”.
Se refirió a la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra 2016-2030, aprobada este año, presidida por tres grandes objetivos: mayor calidad de vida, mayor sostenibilidad y mayor prosperidad. Aseguró que la Estrategia propuesta por EDER está “en consonancia con la de Navarra”, e insistió en trabajar todos juntos para el desarrollo global de Comunidad foral.

eder2

GRUPO IMPULSOR

En la Estrategia Comarcal de Especialización Inteligente de la Ribera han participado agentes de la Ribera. El 31 de marzo fue presentado en la Uned el Grupo Impulsor, constituido por representantes de la sociedad y economía ribera, encargados de realizar un análisis de la situación e identificar las áreas estratégicas en las que concentrar los esfuerzos. Estuvo presente Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno foral.
Entre los integrantes del Grupo Impulsor se hallaban los alcaldes de Tudela, Ribaforada, Peralta, Cortes y Villafranca.
Empresarios: Adalberto Ríos, Carlos Bueno, Guillermo Vidorreta, Javier Virto, Yolanda Garbayo y Juan Miguel Sucunza. José Ignacio Calleja (gerente Consebro), Ana Campillo (doctora), Carlos Aurensanz (escritor), Eduardo Navascués (presidente Ecologistas en Acción), Estela Navascués (atleta olímpica), Juan Carlos Ciria (director ETI), Julio Mazarico (director de cine), Luis Fernández (director UNED), Manuel Campillo (catedrático Filosofía y Patrono Fundación Tudela Comparte), Manuel Rodríguez (sociólogo y director de ANAFE-CITE), Olga Chueca (coordinadora de Cruz Roja).



Última actualización el Domingo, 12 de Noviembre de 2017 08:55
Usted esta:   HomeCategory BlogPlan para el desarrollo de la Ribera