Entrevista a Ricardo Félix

Sábado, 24 de Marzo de 2018 11:48 Anselmo del barrio
Imprimir PDF
ricardo

Regreso a los orígenes

El diseñador ofreció una conferencia

en su antigua Escuela

Ricardo Félix siente pasión por su trabajo. Antiguo alumno de Gráfica Publicitaria de la actual Escuela de Arte y Superior de Diseño de Corella (anteriormente Escuela de Artes y Oficios), después de pasar por varias etapas se ha convertido en “freelance”.Trabaja por su cuenta, como autónomo y ofrece sus servicios profesionales a terceros. Regresó a su ciudad natal para hablar sobre su profesión en “Cumbres”, primer encuentro de escuela y empresa enmarcado en las X Jornadas de Diseño que organiza este centro educativo.
- ¿Cómo fueron tus inicios?
- “Formo parte de la segunda o tercera generación de esta especialidad en esta escuela. Acabé en el año 2001 y me concedieron una beca Leonardo para hacer prácticas en el extranjero. Me marché a Italia. Tuve la posibilidad de quedarme, pero decidí regresar a Corella. Estuve unos meses y me fui a Barcelona. Al poco tiempo entré en una multinacional, en el departamento de Marketing. Buscaban un diseñador y me quedé. En Barcelona he estado prácticamente 13 años. Desde hace tres estoy en San Sebastián”.
- ¿Y dónde trabajas?
- “Trabajo de freelance. Trabajaba en una consultoría de marketing digital en Barcelona. Estuve un año trabajando a pie entre Barcelona y Zarauz, en remoto, pero al final decidí que quería ser freelance.
Mi trabajo está muy enfocado al diseño de producto digital. Me gusta ir muy de la mano del cliente y por eso hago también mucha asesoría, y construcción de marca digital. Igualmente realizo trabajos físicos para editoriales y de marca, pero lo que menos. Los llevo a cabo si forman parte del proyecto general. Me gustan mucho los proyectos en los que puedo hacer toda la identidad de marca y si incluye algo de transformación del negocio, perfecto”.
ricardo1

- ¿Cuentas con colaboradores?
- “Sí, pero no es lo más habitual porque intento hacerlo todo yo, no porque sí, sino porque los proyectos intento amoldarlos a esos objetivos. Tengo una red de colaboradores, ex compañeros, amigos y gente que va apareciendo en función de las necesidades”.
- En 2017 en estas jornadas entrevistaba a David Olloqui, diseñador corellano que como tú estudió en esta Escuela. Decía que para llegar lejos en esta profesión se necesita motivacion. ¿Que opinas?
- “Motivación sí; hay que tener ese factor de pasión, pero creo que estamos en una etapa, no sólo para el diseño, en la que necesitamos espíritu crítico. Necesitamos gente que no sea conformista, que entienda la responsabilidad del diseño y que se vuelque con ella. Que se arriesgue y ya que es una profesión difícil, que ayudemos a que lo sea menos. Y que aportemos valor”.
- En la vida diaria todo es diseño.
- “Sí y está aquí para ayudar a hacer un mundo mejor. Suena muy naíf, pero es verdad. Ayuda a dar soluciones, a arreglar conflictos, a proporcionarnos comodidades. Todo es diseño. Por eso tenemos que coger esa parte de responsabilidad y trabajarla muy bien”.