Entrevista a Roberto Gamonal

Sábado, 24 de Marzo de 2018 11:52 Anselmo del barrio
Imprimir PDF
roberto

Es uno de los fundadores de “Familia Plómez”

“Recuperamos antiguas técnicas

de impresión y composición”

Roberto Gamonal es profesor universitario, diseñador gráfico e investigador en temas relacionados con el Diseño y la Tipografía. También es doctor en Creatividad Aplicada e imparte asignaturas relacionadas con el Diseño Periodístico y el Diseño Editorial en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM.
Pero participó en las X Jornadas de Diseño de EASDi, por ser uno de los fundadores de la “Familia Plómez”, asociación cultural para la preservación mediante un uso actualizado de técnicas artesanales de composición tipográfica e impresión.
- ¿En qué ha centrado su intervención en estas jornadas?
- “Hemos hablado del rescate de las técnicas de impresión y composición artesanal con tipos móviles. Para decirlo de una manera es como Gutemberg trabajaba.
En la Familia Plómez hemos rescatado material antiguo de imprentas y le estamos dando un uso actualizado desde otro punto de vista, puesto que no somos tampoco profesionales de las artes gráficas, ni procedemos del oficio de cajista de la imprenta.
En pleno siglo XXI, en la era digital, en el trabajo de diseño mediante ordenador, nosotros hemos dado muchos pasos para atrás para trabajar de otra manera”.
- Realizáis talleres didácticos, pero también algún trabajo.
- “Volver un poco a estas técnicas está hoy en día entre la locura y el romanticismo. Pero aún así nosotros lo que intentamos hacer es sostenerlo desde el punto de vista didáctico, como por ejemplo con la realización de talleres, para un poco perpetuar y seguir divulgando todas estas técnicas.
También hacemos de vez en cuando algún proyecto profesional, pero los tiempos de entrega son absolutamente distintos a los que ofrece un estudio de diseño o una empresa de publicidad”.
- Parece que esa etapa está muy lejana, pero no hace muchos años que se trabajaba así.
- “Sí. Hace 20 y 30 años todavía había empresas que estaban funcionando así”.
- Para los jóvenes que estudian diseño les suena a “prehistórico”.
- “Sí, pero espero que les guste y que les ayude. La idea es volver a lo manual para entender también lo que se hace.
Detrás del ordenador todo parece que es sencillo, casi mágico, pero todo tiene un porqué. Cuando trabajamos en diseño, por ejemplo, las medidas tipográficas que aparecen en los programas informáticos proceden de una escala que vienen de las antiguas medidas de imprenta”.
- Sería interesante que en las universidades hubiera asignaturas en las que se tratasen las antiguas técnicas de impresión y composición artesanal.
- “Sí. En realidad muchas escuelas de artes y oficios de España tenían su propio taller de imprenta, lo que pasa que luego llegó la conversión a Offset, la fotomecánica... y esos centros educativos se deshicieron de ese material. Ahora he de decir que se están estirando de los pelos porque les gustaría incorporarlo, pero claro, es un material que se ha puesto, entre comillas, de moda, y es caro. Una institución de enseñanza muchas veces no se puede permitir eso.
En otros países como Inglaterra, Alemania o Italia lo han intentado mantener más o menos. Lógicamente han tirado mucho material, pero no han hecho el espolio que se ha llevado a cabo en España”.