Esther Cañadas

Lunes, 11 de Julio de 2011 00:00 Anselmo del barrio
Imprimir PDF

canadas“Soy una mujer afortunada”

ESTHER CAÑADAS VIVE UNA SITUACIÓN “PRIVILEGIADA. DESPUÉS DE

MUCHOS AÑOS PUEDO DECIDIR Y HACER MÁS LO QUE QUIERO"

 Entrevista: Jesús María Montes-Fernández

 

Se fue hace dos años a vivir a Estados Unidos (su vida transcurre entre Miami y Nueva York) para sentirse más libre y encauzar de nuevo su carrera profesional. Esther Cañadas vive un momento de serenidad personal y, cómo no, de agitación profesional: diferentes proyectos pueden salir a la luz en breve y ser embajadora de la Fundación que tiene Ricky Martin contra el tráfico de niños le está ayudando a ser mejor persona. Este verano estuvo en la feria “The Brandery” donde desfiló para su amigo Custo Barcelona en el Mellow Beach Club de la ciudad condal.
- Hace tiempo que no te veíamos en España...
- “Siempre me siento encantada de estar en España y Barcelona y hacer el desfile de Custo, ya sabes que él “lo hace todo pequeñito”... Era una pasarela de 70 metros ida y vuelta, todo a lo grande; a mí me gusta trabajar con diseñadores a los que admiro, como los encantadores Dsquared2 con los que tengo muy buena relación o con mi amigo Custo Barcelona, con los que he trabajado y vivido todos estos años. He estado casi siempre fuera de España. Me gusta estar aquí, venir, ver a la gente, mi familia, mis amigos más cercanos. Es un placer estar aquí pero he vivido mucho fuera, Estados Unidos e Italia”.
- ¿Cuál es tu situación actual?
- “Me encuentro en una situación afortunada. Después de muchos años de trabajar, con toda la crisis que hay pues tengo una situación privilegiada y después de muchos años puedo elegir más, decidir y hacer más lo que quiero. Estoy en EE.UU. con dos proyectos que me interesan mucho. Serán dos nuevos retos en mi carrera y estoy preparándome para este otoño. Todo esto es un proceso de entrenamiento, también diversión y es bonito volver a tener retos profesionales difíciles”.
- Háblanos de tu función como embajadora de la Fundación de Ricky Martin.
- “Hace años a Ricky le surgió la idea de crear una Fundación contra el tráfico de niños y ahora que he tenido más tiempo le he ayudado más. Abrimos centros, cuidamos de ellos y ahora sobre todo el esfuerzo es en Puerto Rico de donde es Ricky”.
- ¿Cuál es tu papel?
- “En las fundaciones todos necesitamos recaudar fondos, tener tiempo, colaborar y ayudar, promover, hablar de esto para que se dé a conocer y la gente entre en la web y donen algo. Es un problema muy grande que haya niños expuestos al tráfico humano”.
- ¿Cómo es el cantante en su faceta personal?
- “Ricky Martin es un padre maravilloso. Los niños son fabulosos, una monada. Los vi antes de venir aquí y le deseo lo mejor. Hay que apoyar este proyecto tan bonito. Antes de tener sus hijos ya tenía la fundación porque a él siempre le gustaron los niños y todos los que tenemos niños, sobrinos o gente cercana con ellos sabemos lo importante que es cuidarlos”.
- ¿Éxito y dinero van de la mano?
- “No, no, yo creo que en la vida puedes tener una cosa, las dos o ninguna pero en la vida, al final lo que importa es la estabilidad...”.
- Has hecho un parón profesional que parece haberte sentado muy bien.
- “Se intenta tener la ilusión y disfrutar de lo que se hace. Por eso va bien también desconectar un poco porque a todos nos viene bien de vez en cuando, para recargar fuerzas y volver a retomarlo con la ilusión y la alegría del principio. Nos metemos tanto en el día a día que la vorágine de los viajes, los cambios horarios, los cansancios, etc., hace que nos cueste disfrutar y tener la frescura”.
- ¿Tienes instinto maternal?
- “Me encantan los niños. Espero, aunque ya voy siendo mayorcita, (risas) tener hijos algún día, eso seguro”.
- ¿Sabes con quién?
- “No, si lo sabes tú dímelo (risas)”.
- Has tenido dos historias de amor que no funcionaron, primero con el modelo Mark Van der Loo y luego con el piloto Sete Gibernau...
- “Yo creo en el amor y creo que el amor existe; lo que tiene es que hay que encontrar a la persona adecuada. Hay gente que tiene suerte y lo encuentra antes; otros después y durante el camino se aprende, a veces mejor, otras peor pero la vida es aprender, ¿no?”.
- ¿Tú lo estás buscando?
- “Es que yo no creo que se busque, yo creo que se encuentra”.
- ¿Y lo has encontrado?
- “Todavía no”.

Última actualización el Martes, 12 de Julio de 2011 13:54
Usted esta:   HomeSociedadModaEsther Cañadas