Inicio Gastronomía El Café de Tudela 2, cocina gourmet

El Café de Tudela 2, cocina gourmet

23

elcafe

Germán Garrido: «La calidad es nuestra razón de ser»

Productos de la máxima calidad, con un trato exquisito y en un lugar lleno de encanto, en pleno corazón de la capital de la Ribera. Así es “El Café de Tudela 2”, situado en la Plaza de la Constitución, detrás de la Plaza Nueva. Teléfono: 948 042 547.
Un lugar diferente para cualquier tipo de celebración: Bautizos, Comuniones, Cumpleaños, Comidas y Cenas de Empresa y Comidas Concertadas.
– Buenos días Germán,tanto tiempo sin saber de tí.
– “Cierto. Ya sabes: pandemia, preocupaciones, sacrificio… bueno, como todos los españoles. No hubo tiempo para más”.
– Germán: ¿Qué tal con El Café de Tudela 2?
– “Bueno, pues seguimos en la línea, sacando productos nuevos, novedades, etcétera. Pero todo con productos de nuestra querida tierra y con mucha ilusión”.
– Germán: Me sigo preguntando cómo es posible después de tantos años entre los fogones sigas con la misma ilusión.
– “La verdad es que mientras estás activo tienes que darlo todo, de lo contrario, quédate en casa y deja paso libre a otro”.
– ¿Cómo ves la hostelería en Tudela?
– “La veo con realidad. Son tiempos muy, muy difíciles. Después de una pandemia, ha llegado la guerra de Ucrania, subida de precios y etcétera. Esto es un caos”.
– ¿En qué medida crees tú que la subida de los precios afecta al sector servicios?
– “Claro que afecta muchísimo. La población nos hemos empobrecido un 6,70% sobre el año anterior. ¿Te parece poco?”
– ¿Sigues manteniendo toda la plantilla?
– “Sí, claro, estamos todos. Para mí, todos los que componemos la plantilla de ‘El Café de Tudela’ están considerados como parte de mi familia. Te vuelvo a decir lo que en tantas ocasiones te dije: No somos los mejores pero no los cambio por nadie”.
Reunirse es el comienzo. Mantenerse juntos es el progreso. Trabajar juntos es el éxito.

Artículo anteriorSendaviva abrió su nueva temporada, la 19ª
Artículo siguiente«Ser 2º entrenador del C.D.Tudelano era mi sueño»