Inicio General 1.800 personas asisten al Curso de Verano «El contexto geopolítico mundial», impartido...

1.800 personas asisten al Curso de Verano «El contexto geopolítico mundial», impartido por Pedro Baños en la Uned de Tudela

833

La voz experta de Pedro Baños Bajo siempre arrastra multitudes y así lo hemos podido verificar en el curso de verano que ha impartido hoy en UNED Tudela, titulado “El contexto geopolítico mundial”. Baños ha arrancado su conferencia declarando que «nos encontramos ante un mundo eminentemente hipócrita dominado por intereses económicos, que no duda en utilizar cualquier recurso como la energía para intentar presionar a aquellos países que puedan poner en riesgo su estrategia». El gran punto de inflexión actual es Ucrania, ha continuado: «como ciudadanos demócratas debemos condenar cualquier invasión, pero también hay que considerar que detrás de este conflicto existen multitud de factores influyentes y que éste no va a resolverse fácilmente».

Pedro Baños junto a Luis J. Fernández Rodríguez, director de la UNED de Tudela

Es interesante tener en cuenta que China está mirando con lupa los movimientos que se están produciendo en la zona porque esta situación le enfrentará más tarde o más temprano a la OTAN y por lo tanto a Estados Unidos, que se está jugando el dominio mundial que ha ejercido desde hace décadas. Nos encontramos inmersos en una “guerra híbrida o guerra multidominio” que se desarrolla a nivel político, energético, tecnológico y económico. Y hemos llegado aquí arrastrados por Estados Unidos, que no puede permitirse una derrota ante Rusia y China. Ante conflictos de esta naturaleza, los países participantes analizan qué pueden ganar y qué pueden perder; las armas empleadas dejan de ser eminentemente bélicas, estas dan paso a otras como las energéticas o aquellas relacionadas con aspectos esenciales como la cadena de suministro. Y, en el caso concreto de Rusia, se veía venir. También se habían valorado y estudiado los posibles efectos negativos que iban a generar las sanciones impuestas a este país, que al final están pagando los propios ciudadanos.
Europa ha sido la gran perjudicada en esta crisis, entre otras razones porque estamos conformados por países muy diferentes con percepciones distintas ante la amenaza y porque hemos pecado de ingenuos: hoy ya no somos un motor tecnológico ni económico y, además, hemos delegado el suministro de recursos energéticos a países terceros como Rusia (dependemos del gas ruso en un 50%, un 35% de su petróleo y un 25% de su carbón). También delegamos las labores de defensa en Estados Unidos y gran parte del comercio mundial en países como China. Actualmente no contamos con ninguna independencia estratégica que nos haga fuertes y nos encontramos enormemente subordinados ante el poder de grandes grupos financieros y de inversores de Estados Unidos y del mundo anglosajón en general. Y nuestra carga social también va a generar problemas internos: ya estamos comenzando a asistir a manifestaciones de personas que han dejado de percibir beneficios sociales en países como Alemania y Holanda y desconocemos cómo va a reaccionar la población cuando le falten elementos básicos como la calefacción o el agua caliente.

Asistentes al acto


La verdad es que hemos caído en una gran trampa: Europa se encuentra hoy en guerra y en Ucrania se está masacrando a sus habitantes; recibimos y consumimos nuestra propia propaganda de guerra en la que se promociona una errónea sensación de victoria que nos estamos creyendo. Sin embargo, Rusia todavía no se ha declarado oficialmente en guerra y sigue sin movilizar sus principales activos militares. Nos hemos visto inmersos en una situación para la que no estábamos preparados, ni sabemos hasta dónde puede llegar porque no tiene fácil solución en el corto ni el medio plazo. Hoy resulta muy fácil llevar a la gente a la guerra a través de la utilización de la difusión del falso conocimiento: las futuras guerras se van a librar en las mentes humanas y la inteligencia artificial jugará en esto un papel fundamental. Además, cada vez tenemos menos libertad: existe una desigualdad creciente en los países occidentales en los que las minorías pudientes siguen aumentando de forma insultante mientras desaparece la clase media. Mientras tanto, China está adoptando un modelo socialista no democrático gobernado por un sistema meritocrático que garantiza la estabilidad y seguridad que puede precisar un ciudadano medio, sin que este se plantee la necesidad de vivir en una democracia. Para Baños, esto resulta enormemente peligroso y preocupante. Y concluye su conferencia afirmando que “O reformamos y potenciamos la democracia, o terminaremos por perderla”.

Pedro Baños

Pedro Baños Bajo
Es Coronel del Ejército de Tierra, del Arma de Infantería y Diplomado de Estado Mayor, además de Magister en Defensa y Seguridad por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido Jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo, en Estrasburgo; y durante siete años profesor de Estrategia y Relaciones Internacionales en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, perteneciente al Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional. Su último destino antes de pasar a la situación actual de reserva fue como Jefe del Área de Análisis Geopolítico en la Secretaría General de Política de Defensa, del Ministerio de Defensa. Baños ha recibido formación en una decena de países entre los que se encuentran Turquía, Israel y China; ha participado en tres misiones en Bosnia-Herzegovina y ha colaborado en la sede del Parlamento Europeo de Bruselas como asesor militar.
Tras pasar a la reserva, dedica parte de su tiempo a la divulgación sobre temas relacionados con la Geopolítica, Estrategia, Inteligencia, Terrorismo, Relaciones Internacionales, Seguridad y Defensa. Ha escrito los libros “Así se domina el mundo. Desvelando las claves del poder mundial”, “El dominio mundial. Elementos del poder y claves geopolíticas” y “El dominio mental. La geopolítica de la mente”, publicados por la editorial Ariel. También “El poder. Un estratega lee a Maquiavelo”, de la editorial Rosamerón. Su última obra titulada “La Encrucijada Mundial”, acaba de ver la luz y seguro que no deja indiferente a nadie.

Artículo anteriorGorka García, alcalde de Corella: «Invito a todo el mundo a disfrutar de nuestras fiestas»
Artículo siguienteLos Galanches para Morante, de Justo y Adame en la Plaza de Toros de Corella (29 de septiembre)